La planificación del tiempo de manera diaria, semanal y mensual, la administración lógica y el enfoque de replanificación nos hacen mejores en la administración del trabajo.